Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El lavado de manos, la mejor estrategia para combatir el coronavirus
El lavado de manos, la mejor estrategia para combatir el coronavirus
Colprensa

Nunca había sido tan valorado como ahora, en medio de la pandemia de covid-19, el lavado de manos. Las razones saltan a la vista según Dionne Cruz, presidenta de la Asociación Colombiana de Salud Pública.

“Un buen lavado de manos nos protege de 200 enfermedades. Previene la aparición de enfermedades respiratorias como la influenza, la gripe común, el covid-19, pero también enfermedades complejas como la tuberculosis, la neumonía, la bronquitis, la hepatitis A la hepatitis B”, indicó Cruz.

De coyuntura: Los dos condenados que serían inocentes, tras confesión de las Farc sobre asesinatos

Se trata de un hábito vital que se ganó un día internacional desde el 2008. Lavarse adecuadamente las manos salva vidas, más aún en los entornos hospitalarios.

Claudia Cuellar, directora (e) de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud, indicó que “el lavado de manos reduce el 50% de las infecciones asociadas a la atención en salud, principalmente de infecciones que son en el ámbito hospitalario de las cuales hemos prevenido enfermedades que se transmiten por las manos de un paciente a otro y que principalmente trasladan o virus o bacterias que son multirresistentes y que generan infecciones”.

Audio

(AUDIO) Lavado de manos, una práctica salvavidas

0:27 5:25

La incidencia de varias de estas enfermedades ha disminuido con los cuidados por la pandemia, de los cuales el principal es el lavado de manos.

“En este momento nos ha bajado la incidencia de la influenza, tuberculosis, de las neumonías, las bronquitis, de la fiebre tifoidea, cólera, salmonelosis, hepatitis”, enumeró la funcionaria. 

De interés: Historias de las regiones, grandes ganadoras del Concurso de crónicas Antonio José Caballero.

El lavado de manos, al igual que el agua potable, puede marcar algunas de las grandes diferencias entre la población con menos recursos sin acceso y las que sí gozan del beneficio.

“Cerca de 3.7 millones de colombianos no tienen acceso de acueductos ni a pozos. Esto explica la aparición de enfermedades tan graves como la enfermedad diarreica aguda, la EDA, que afecta de manera frontal a los niños y niñas menores de 5 años y las personas mayores de 60 años”, advirtió Dionne Cruz.

Es por eso que una población particularmente vulnerable es la de habitantes de calle y en Bogotá los esfuerzos también se dirigen a ellos según Daniel Mora, subdirector de adultez de la Secretaría de Integración Social. 

Investigación: La comuna IV de Soacha, detrás de la violencia

“Hay una estrategia en este momento, coordinada con el sector social y con la Secretaría de Integración Social, de facilitar agua alimento y sobre todo información para acceder a los servicios que tiene el Distrito para la población habitante de calle, en puntos críticos del centro Bogotá”, dijo. 

Doscientas enfermedades prevenibles con una acción sencilla consistente en abrir el grifo y refregar meticulosamente con jabón, cada dos horas o cuando se considere necesario. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.