Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Rigoberto Urán es sin duda alguna el campeón de la simpatía por su buena energía para comunicar a través de los medios y por la manera de contar el desarrollo de las competencias ciclísticas, el entorno de sus actividades y de sus negocios.

El “yo que voy a saber güevón” es una parte de su artillería mediática y le es aceptado en vista de su carácter abierto y desabrochado.

“Mijitos” y “mijos”, es la manera afectuosa con la que inicia cada trino y cada conversación a través de twitter, en dónde se identifica como alguien que monta en bicicleta y “que es más colombiano que un verraco”.

Como para que no quede duda que estas expresiones tan colombianas y tan de Urán han traspasado las fronteras, Chris Froome, cuatro veces campeón del Tour de Francia, publica una fotografía en la que comparte la silla de un avión con Rigoberto con el título de “mijitos” y se les ve sonrientes a pesar del tapabocas y con los pulgares arriba en señal de que todo está bien.

Pero esa coloquialidad y esa alegría ha sido replicada en redes por otros ciclistas profesionales como el campeón del Giro de Italia del año pasado, el ecuatoriano Richard Caparaz, quien saluda con “mijines”,resumiendo el mijo con ese tono tan entrañablemente andino y el “pana”, una expresión muy venezolana que significa amigo y que es usada hace muchos años cuando la migración se daba desde Colombia al vecino país.

“El venado” del Ecuador, como se le conoce a Jonathan Caicedo reciente ganador de una etapa en el Giro de Italia, usa también la expresión “pana” y “panitas”.

“Gracias panas esta se la dedico a mi familia, amigos y al páramo que tanta fuerza nos da con su oxígeno para llegar lejos” y “gracias por sus buenas vibras y confianza panitas”, escribió emocionado Caicedo tras ganar la etapa en el volcán Etna.

Mientras tanto el cordobés Álvaro Hodeg, quien corre el Giro de Italia con el equipo belga Deceuninck-Quick Step, prefiere usar una expresión que se acerca más al lenguaje ciclístico, en el que al líder de una escuadra se le conoce como “el capo”.

“Capillos” saluda a sus seguidores en twitter para presentar el balance de las etapas del giro, aunque a veces también usa la expresión “mi gente”, para conectarse con los aficionados.

Cuando el ciclista francés Julian Alaphilippe ganó el Campeonato Mundial de Ciclismo en Italia, Hodeg saludó su actuación diciéndole “capo” y así se refiere a otros de sus compañeros tras las participaciones en distintas competencias.

Cálido y juguetón también es el ciclista profesional Sergio Higuita, quien se retiró del Tour de Francia y comparó la cabriola que dibujó en el aire con su bicicleta con el escorpión ejecutado por el portero René Higuita en un partido amistoso disputado en 1995 en el estadio de Wembley, en Londres.

“Monsters” y “mostrico” son los saludos preferidos para activar el contacto con sus seguidores en las redes sociales y a los que les habla principalmente de ciclismo, aunque a veces usa “muchachos”, como cuando pidió a que se quedaran en su casa en virtud del aislamiento obligatorio por la pandemia.

Un poco más fríos y distantes encontramos a otros ciclistas como Fernando Gaviria, quien no suele entregar reportes emotivos y directos a través de sus redes, de quien destacamos un “hola a todos y un mensaje de saludo”, cuando agradeció las muestras de solidaridad recibidas tras ser diagnosticado positivo para coronavirus.

“Hola amigos” y “queridos campesinos”, se lee en la cuenta de Nairo Quintana cuando entregó un reporte de tranquilidad tras un accidente sufrido en Boyacá antes del Tour de Francia y para presentar un saludo a los campesinos del país en la celebración de su día clásico. 

Hola a todos mis amigos” saludaba también el ciclista Darwin Atapuma del equipo Colombia tierra de atletas, para contar como iba una reciente incursión de la escuadra en competencias europeas.

“Miren este man que me encontré”, posteó Miguel Ángel López posando el año pasado ente una foto suya en la antesala del Giro de Italia y Esteban Chaves escribió: “Quiero compartir con ustedes mis rutinas matinales en las grandes vueltas”, e insiste en que nunca le falta el café colombiano.

No tengo claro si soy indeciso, o sea sí, pero”, escribió recientemente Egan Bernal, un “capo” para quien en todo caso en sus redes sociales no hay ni “mijitos”, ni “capillos, ni “mostricos”.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.