Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Comunidad en Risaralda
RCN Radio

La defensa de los soldados implicados en el caso de abuso sexual a una menor indígena de la comunidad embera en el departamento de Risaralda, presentó una tutela contra la Procuraduría, que tiene frenadas las audiencias disciplinarias.

La tutela es porque supuestamente la Procuraduría no permitió tener en cuenta dos testimonios o pruebas, al parecer a favor de los uniformados.

Lo que se dijo en su momento es que no se podrían incluir esas nuevas pruebas porque ya había pasado el momento procesal para adjuntarlas al proceso y tenerlas en cuenta.

Lea además: Niña embera violada por soldados permanece bajo supervisión psicológica

En otras palabras, al parecer la defensa quería incluir esas nuevas pruebas a última hora y ad portas de los alegatos de conclusión en el proceso disciplinario.

La tutela se presentó ante el juzgado 26 penal del circuito de Bogotá, que decretó medidas cautelares para suspender las audiencias disciplinarias hasta que se resuelva el recurso de la defensa de los uniformados.

Dado a que esa tutela no se ha resuelto, el proceso disciplinario continúa frenado. “No nos han enviado ninguna notificación con respecto a la decisión, no se puede continuar la audiencia de alegatos”, dijo el procurador Herman Rincón.

Así las cosas, el proceso disciplinario continuará suspendido hasta que se resuelva la tutela de fondo por parte del juzgado.

Le puede interesar: El impactante testimonio de la niña embera violada por soldados en Risaralda

Los siete uniformados implicados en los hechos fueron identificados como Juan Camilo Morales Poveda, Yair Stiven González, Luis Pérez Holguín, Juan David Guaidi Ruíz, Óscar Eduardo Alzate, Deyson Andrés Isaza Zapata y Luis Fernando Mangareth Hernández.

Entre las pruebas que ha tenido en cuenta la Procuraduría en esa investigación, están las prendas de vestir de la menor indígena y el testimonio que ella entregó a las autoridades.

Los hechos habrían ocurrido el domingo 21 de junio sobre las 6:00 p.m., después de que la menor indígena fuera a recoger unas guayabas cerca al colegio donde estaban asentados los uniformados.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.