Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Destrucción en Providencia
Destrucción en Providencia
Foto: Jairo Tarazona-RCN Radio

RCN Radio logró llegar hasta la isla de Providencia y Santa Catalina para conocer de primera mano la devastación que dejó a su pasó el huracán Iota, de categoría 5.

En los rostros de los habitantes de Providencia y Santa Catalina se puede percibir la tristeza, el dolor y la desesperanza al haberlo perdido todo, y con la incertidumbre de lo que podrá ser su futuro. 

En la isla solo quedan ruinas. El 100% de las casas resultaron afectadas; algunos sectores están completamente destruidos, por lo que cientos de sus habitantes han optado por salir y buscar refugio con sus familias en San Andrés o en otras partes del país.

Para reubicar a estas familias el Gobierno nacional ha dispuesto de vuelos humanitarios en los que, con ayuda de la Fuerza Aérea, se evacúan grupos de 50 personas el aeropuerto El Embrujo, que solo funciona para operaciones del Estado ya que el huracán destruyó toda su infraestructura

Después de tres días del paso del huracán Iota, la isla solo ha logrado habilitar el tránsito parcial por sus carreteras, pero no se ha restablecido el fluido eléctrico ya que todo el cableado y los postes cayeron. No hay servicio de gas, ni conectividad telefónica o de internet, por lo que las personas aún están incomunicadas.

Al recorrer las calles de Providencia se puede evidenciar que los pobladores lograron sobrevivir por lo que se podría denominar un milagro. Y parece que lo reafirman hechos como que la Virgen de la Providencia —que está en lo más alto de la isla— no sufrió ningún daño. Por eso creen que la Virgen los protegió. 

Las infraestructuras de las viviendas quedaron seriamente averiadas o totalmente destruidas. La Alcaldía, la estación de bomberos, la estación de Policía, el muelle, el puente que los comunicaba con la isla de Santa Catalina, el hospital, las iglesias (católicas y Bautista), las escuelas, hoteles, restaurantes, discotecas: todo quedó destruido

El saldo sigue siendo dos personas muertas y una desaparecida, y el número de heridos se acerca a los 40, que ya fueron atendidos porque no revisten mayor gravedad. 

Entre tanto, el Gobierno ha logrado empezar la construcción de un hospital de campaña, que tiene un espacio especial para los pacientes que puedan llegar por posible contagio de covid-19. Además, han llegado con agua potable y comida para las personas que, a pesar de haberlo perdido todo, han decidido permanecer en la isla. 

Por ahora, el presidente Iván Duque ha replanteado el tiempo que tomará la reconstrucción de Providencia y ha dicho que contratará a los mismos raizales para dichas labores. Por eso, se ha iniciado casa por casa la búsqueda de por lo menos 300 personas que quieran colaborar con la tarea de remoción de escombros.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.