Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Las familias tenemos que las constantes lluvias empeoren la situación
Cortesía Defensa Civil

La vereda Los Calabazos, jurisdicción de Valledupar, es la más afectada por el desbordamiento del río Cesar, que deja bajo el agua a los campesinos.

Las autoridades se trasladaron a la zona para verificar la afectación y censar a las familias damnificadas, en el primer desbordamiento de ríos que se registra en Cesar en esta temporada invernal.

“Haremos el arreglo por el tramo donde se desbordó el río, pero debemos esperar que baje un poco el nivel del agua para que ingrese la maquinaria. Pedimos un poco de paciencia, pero aquí estamos para evaluar las afectaciones y respaldar a la comunidad”, dijo el secretario de gobierno municipal, Luis Galvis.

Lea también: Gobierno hace un llamado para la donación de 100 viviendas en Providencia

Las creciente súbitas del río Cesar anunciaban que el afluente podría salirse de su cauce, como finalmente ocurrió. Los agricultores de la zona piden ser reubicados.

“Sabíamos que esto pasaría, las lluvias no pararon, pero no es solo vivir bajo el agua, no tenemos que comer, lo poco que cultivamos es con lo que nos alimentamos y como ven todo lo arrastró el agua”, dijo un morador de la zona veredal.

La situación con la temporada invernal no es menos crítica en el resto del departamento, donde desde hace más de una semana las autoridades decretaron la alerta amarilla, con la excepción del municipio de Manaure, donde persiste la alerta naranja por más de 14 deslizamientos que afectan la zona rural.

A pesar de las afectaciones en el departamento del Cesar, aún no hay un censo de las familias damnificadas, muchos de los afectados cuestionan demoras en las ayudas.

Nada más en el municipio de Tamalameque, el desbordamiento de una quebrada dejó bajo el agua a más de 2.000 familias que perdieron sus cultivos y enseres.

Fuente

Sistema Integrado De Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.